¿Cuánto cuesta una luna de miel? – Cómo hacer un presupuesto de viaje

Pensar en nuestro primer viaje oficial como pareja recién casada implica obviamente considerar cuánto cuesta una luna de miel.

Esta es una pregunta que no tiene una única respuesta y depende de muchas variables, que abordaremos en el siguiente artículo y que deberán tener en cuenta al planificar su viaje.

Además, les brindaremos algunos consejos prácticos para diseñar su presupuesto de viaje ¡y lograr que su luna de miel se convierta en el viaje que siempre han soñado!

¡Empecemos entonces!

.

Algunos puntos a tener en cuenta para saber cuánto cuesta una luna de miel

Para conocer cuánto cuesta una luna de miel deberemos considerar algunos puntos importantes:

Una buena luna de miel no se mide en dinero

En primer lugar, es importante recordar siempre que lo que importa de cualquier viaje, y especialmente de uno como este, son los recuerdos.

Una buena luna de miel no se mide en billetes, sino en los recuerdos valiosos que construirán como pareja para el resto de los años.

Por esto, intentar hacer actividades “románticas” o clichés costosos solo porque están de moda quizás no contribuyan al viaje: lo que importa al final del día es planear una luna de miel de acuerdo a sus gustos y disfrutarla juntos.

Es fácil dejarnos llevar por los planes de otras parejas o las recomendaciones de otras personas pensando que eso es lo que nos gustará o hará felices también a nosotros, pero tengan siempre en mente que su luna de miel se trata de solamente de ustedes y solo ustedes serán los que decidan qué es lo que cuenta en este viaje tan especial.

Lo difícil no es calcular sino apegarse

Al momento de pensar en el presupuesto de viaje muchas personas creen que con tener un cálculo de los costos el trabajo ya está hecho.

Sin embargo, esta es solamente la parte fácil del proceso: lo complicado está en apegarse a ese presupuesto una vez que lleguemos a destino.

Allí es muy fácil gastar de más y perder de vista nuestros cálculos iniciales con la gran cantidad de tentaciones que seguramente encontremos en el camino (cuando ese souvenir parece convertirse en algo esencial).

Una buena forma de controlar nuestros gastos durante el viaje es hacer uso de una app de finanzas o al menos un bloc de notas en nuestro teléfono para ir registrando los gastos extra.

No suena muy romántico, lo sabemos, pero menos lo será tener que pagar todas esas cuentas de la tarjeta de crédito con gastos innecesarios al regresar a casa.

Al respecto de esto, es importante mencionar que no está mal gastar en lujos o en darnos un gusto, siempre y cuando los contemplemos desde un principio.

Esto significa que simplemente deberemos ser realistas al momento de armar nuestro presupuesto e incluir todos esos gastos extras como recuerdos, actividades o cenas caras o cualquier otra compra que queramos hacer en nuestro destino.

El destino importa

Por más que parezca obvio, muchas veces podemos perder de vista algo tan claro como que no todos los destinos tienen los mismos costos de viaje y elegir uno u otro puede tener una gran consecuencia en nuestro presupuesto.

De esta forma, no es lo mismo un viaje a Japón que a Nepal, o uno a Italia que a Croacia.

Si su luna de miel ideal implica ciertas actividades soñadas, puede ser útil ponerse creativos y buscar alternativas. Por ejemplo, si quieren bucear, Honduras puede ser una mejor opción que Indonesia si su presupuesto es limitado.

Del mismo modo, dentro del mismo país suele haber grandes variaciones de precios entre distintas regiones. Por ejemplo, recorrer el sur de España suele ser mucho más económico que viajar por el norte.

Les recomendamos los siguientes artículos para investigar más sobre destinos baratos:

Países para una luna de miel barata

Destinos de luna de miel económicos en España

Destinos de luna de miel económicos en Italia

Países baratos para viajar

Destinos baratos en Europa para viajar

Lo barato o caro es relativo

Muchas veces puede suceder que nuestro sueño sea conocer un destino en particular que quizás sea muy costoso.

En este caso, conviene preguntarnos si ese destino vale la pena sin todas las actividades que tenemos planeadas pero no podemos costear o si hay formas de conocerlo sin todos los lujos y con un presupuesto acotado.

Por ejemplo, encontrar actividades baratas o gratuitas puede ser sencillo para conocer Praga o Berlín, pero tener un presupuesto limitado en Nueva York o Londres puede ser menos atractivo.

De la misma forma, vale la pena preguntarnos si queremos visitar Tailandia sin poder bucear o Sudáfrica sin poder hacer un safari. Quizás entonces convenga, como mencionamos antes, buscar destinos más baratos donde estas actividades sean más económicas.

Entonces seguramente tengamos que encontrar un punto medio: el viaje de nuestros sueños en otro destino más barato o un viaje a un destino más caro pero con menos lujos.

Cómo armar un presupuesto para tu luna de miel

Para armar el presupuesto de su luna de miel tendrán que calcular:

Transporte

En este punto deberán considerar no solo el transporte de ida y regreso a casa (que suele ser en forma de vuelos) sino también el transporte interno en el destino.

Esto implica el transporte entre ciudades si tienen pensado visitar varias, así como el transporte dentro de la ciudad. Es importante, para esto, planear bien nuestro itinerario y rutas posibles y así tener un estimativo de lo que gastaremos en pasajes.

Además, si llegan al aeropuerto, deberán también calcular los costos de llegar desde ahí a su alojamiento y lo mismo para tomar su vuelo de vuelta. Esto es importante no olvidarlo ya que muchas veces los pasajes low-cost nos pueden resultar llamativos por sus precios pero hay que tener también en cuenta este gasto.

Otro punto a agregar en esta parte del presupuesto de viaje es también el tema del equipaje y la facturación por maletas extra y sobrepeso. Tengan en cuenta que muchas aerolíneas cobran grandes penalidades por esto, por lo que si no quieren gastar de más siempre lo mejor es viajar bien livianos.

Hospedaje

Este es uno de los gastos más altos en cualquier viaje, por lo que conviene asignarle gran parte de nuestro presupuesto.

Una de las formas más sencillas de reducir este costo es reservar sus alojamientos con anticipación, lo que les dará la ventaja de encontrar más opciones y a mejor precio.

Por otro lado, conviene también considerar qué es prioritario para nuestra luna de miel. Puede que queramos algo de lujo y detalles románticos, pero quizás podemos encontrarlos en un pequeño hotel boutique en lugar de en una gran cadena de hoteles despersonalizada.

La ubicación es también esencial. Si bien los hoteles en las afueras pueden ser más económicos, estos pueden venir con costos extra si el sistema de transporte no es bueno y tenemos que pagar un taxi para cada paseo por la ciudad.

Por último, no tengan miedo de usar la carta de recién casados al contactarse con los hoteles y alojamientos que hayan reservado: puede que reciban algún descuento o trato especial durante su estadía.

Atracciones

Este punto puede ser tan barato o caro como se quiera, y variará mucho de acuerdo al tipo de viaje que tengan planeado.

Idealmente, y para ahorrar algo de dinero, es útil pensar en una combinación de actividades gratuitas que podamos hacer por nuestra cuenta (visitar playas o recorrer ciudades) y algunas otras especiales que conviene reservar con anticipación.

Si bien la mayoría piensa en las atracciones solo en relación a museos o galerías de arte, este es un punto donde hay que incluir cualquier otro tipo de actividad o excursión que realizaremos como pareja.

Así, en los destinos de playa esto puede ser pasar un día de relax en un spa romántico, en la montaña puede tratarse de una caminata guiada o en un destino culinario puede ser una clase de cocina donde aprender juntos una receta típica del lugar.

Esta es una de las mejores partes del viaje y conviene planearla entonces de acuerdo a sus gustos como pareja y las cosas que les interesan.

Comidas y bebidas

Aquí deberemos presupuestar los gastos que haremos en comida durante nuestro viaje.

En el caso de un resort Todo Incluido, este costo suele venir incluido junto al hospedaje, mientras que algunos hoteles o bed & breakfast seguramente incluyan al menos algunas de las comidas también.

Para hacer un cálculo, entonces, piensen en la cantidad de días que comerán fuera de su alojamiento y cuánto piensan gastar en ello.

Si bien para ahorrar puede venir bien cocinar (si nos alojamos en un apartamento) o comer en sitios baratos en el día a día, es recomendable reservar al menos una o dos cenas especiales en algún restaurante de lujo para darnos un gusto en nuestra luna de miel.

Aquí también conviene combinar ideas entre ambos y buscar sitios en los que siempre hayan soñado comer o que tengan menúes que les resulten llamativos o interesantes.

Gastos extras

En este último punto deberemos considerar todos los otros gastos esenciales para nuestro viaje como:

– Seguro viaje: esencial para cualquier tipo de viaje, conviene presupuestarlo y comprarlo antes de nuestra partida para estar cubiertos y no tener que preocuparnos por gastos extras en caso de un incidente.

– Visas: unos meses antes de partir y cuando ya hayamos pensando en un destino, es importante averiguar qué visas o permisos necesitamos tener y calcular los costos de los mismos. Del mismo modo, deberemos presupuestar cualquier renovación de documentación o pasaportes en caso de que que sea necesaria.

– Vacunas: dependiendo del destino, puede que necesitemos concretar una visita al médico y comprar algunas vacunas en la farmacia para darnos antes de nuestro viaje, especialmente si incluye destinos exóticos.

– Equipo de viaje: conviene contemplar en nuestro presupuesto cualquier gasto que tenga que ver tanto con ropa que necesitemos como con otros accesorios de viaje, como cámaras o maletas, por ejemplo.

Consejos para armar el presupuesto de tu luna de miel

Les dejamos aquí algunos consejos más para tener en cuanta al armar el presupuesto para su luna de miel:

Consejo 1 : Sean realistas con sus posibilidades

Una vez que tengan un cálculo del presupuesto de acuerdo a su destino, deberán ser realistas con cuánto pueden ahorrar.

Supongamos entonces que el presupuesto de su viaje es de US$4000 y la boda es dentro de 18 meses, entonces tendrán que ahorrar entre los dos unos $220 USD por mes, ¿es esto realista?

Si el plan se aleja mucho de su realidad, revisen en si hay puntos en los que pueden ahorrar o si pueden considerar mover sus planes para unas semanas después para llegar al monto necesario.

Consejo 2: Busquen formas de obtener dinero extra

Una buena forma de sumar dinero para su luna de miel es pensar en maneras alternativas de obtenerlo, como un registro de luna de miel (ideal para quienes ya convivan y no necesiten equipar su casa con los regalos de la boda).

Sin embargo, conviene no confiar 100% en este método sino tenerlo más bien como un fondo de reserva aparte de nuestros ahorros para usar en actividades o cosas extra.

De esta forma, en caso de que no juntemos una suma demasiado grande esto servirá más bien para darnos algunos gustos más durante nuestro viaje y no deberemos cancelar ningún plan importante del viaje.

Consejo 3: Abran una cuenta de ahorros exclusiva

La manera más sencilla de ahorrar dinero para la luna de miel es separarlo de nuestros gastos cotidianos mes a mes.

Para esto, es muy útil crear una cuenta de ahorros en nuestro banco para depositar directamente el dinero ahí mes a mes y no gastarlo en otras cosas.

Les recomendamos establecer un débito directo para que el dinero se transfiera automáticamente después de su día de pago, de esta forma no estarán tentados a utilizarlo de otra manera.

Es útil también consultar con su banco si existe alguna cuenta en plazo fijo que pueda brindarles intereses extra para sumar a sus ahorros existentes.

Consejo 4: Utilicen herramientas para diseñar su presupuesto de viaje

Si bien el viejo sistema de lápiz y papel puede resultarle útil a muchos, hoy en día la tecnología nos brinda la posibilidad de realizar presupuestos más fáciles de seguir.

Para esto, es importante sumar algunas herramientas prácticas que nos faciliten la tarea de hacer un cálculo realista de nuestros gastos aproximados y nos permitan actualizarlo según resulte necesario.

Les recomendamos la siguiente guía con la cual pueden realizar su presupuesto de forma muy sencilla y rápida independientemente del destino que escojan:

Cómo hacer un presupuesto para un viaje

Consejo 5: Pongan en práctica sus estrategias de ahorro

Como ya dijimos, ningún presupuesto sirve en el papel si no logramos apegarnos a él y llevarlo a cabo.

Para esto, deberemos entonces, en primer lugar, poner en práctica nuestras mejores estrategias de ahorro y alcanzar así la suma que necesitamos para realizar nuestro viaje.

Con este fin, les recomendamos leer aquí nuestros mejores consejos para ahorrar para viajar de luna de miel. ¡Creemos que les serán súper útiles para alcanzar así su objetivo final!

Como ven, saber cuánto cuesta una luna de miel implica no solo tener en mente algunos consejos sencillos y ponerlos en práctica, sino también conocer en detalle los puntos que harán que podamos llevar a cabo nuestro viaje soñado.

Esperamos que este artículo los haya ayudado a poder saber cómo realizar un presupuesto de viaje de forma más sencilla ¡y les sirva para diseñar el suyo para su primer viaje oficial como recién casados!

Autores

Pilar & JorgeCreadores de el antitour
Somos Pilar y Jorge, una pareja de Argentina apasionados por los viajes, la fotografía y…obvio: el mate.
En 4 años de viaje exploramos los principales destinos de Europa, vivimos en Inglaterra y nos aventuramos en un viaje en motorhome de Canadá a Panamá.
Ahora contamos todo lo que aprendimos en nuestro blog, el antitour.